experiencias

Retrasando que es gerundio

¡Hola Lipedemafighters y lectores curiosos!

Hoy me paso por aquí tras meses sin escribir nada. Y la razón es que he estado en un periodo (kit kat).
He recibido muchos mensajes privado por Instagram y WhatsApp preguntándome las razones por las que cancelé la operación que tenía prevista para el 7 de Mayo. La explicación es mas sencilla de lo que parece, y no tiene nada que ver con el resultado de la operación, no estoy decepcionada ni nada del estilo, el trabajo que Noemi Gonzalez y Ana Torres han hecho conmigo ha sido muy profesional, y me han cuidado muchísimo.

Mi confusión comenzó tras salir de la consulta con todo mi preoperatorio preparado y, sin previo aviso, verme con un presupuesto de 700€ superior a lo esperado. 😓

Las que me seguís de cerca por la serdes sociales, habéis podido apreciar, que estaba teniendo un cambio de rutinas de ejercicio y alimentación muy favorable, estaba perdiendo peso de manera a veces mas lenta y a veces mas rápido, pero sentía como mi cuerpo se desinflamaba y me sentía mejor, mas vital y cada día mas fuerte de mi primera operación.

La fecha se acercaba, y llegué a los 95 kilos, incluso llegue a los 94,7 un día, pero subí a causa de la menstruación (que a veces subo hasta 2kg) y en mi mente yo quería llegar a los 90kg. Tres semanas antes de la operación perder 5 kilos era totalmente inviable y eso, a nivel personal, me atormentaba y me frustraba.

Tenía dos semanas de vacaciones antes de operarme, y me iba a Cádiz, para celebrar mi cumpleaños y relajarme en familia. Sabía que mientras estaba de vacaciones, me sería muy difícil (que no imposible) seguir mi rutina de ejercicio, alimentaciones, etc… y eso, me volvía a frustrar mas aún, 😫 porque quería llegar a la operación con el menor peso posible.

Así que se la suma quedaba algo tal que así:
subida de presupuesto + bajada de peso insuficiente (a nivel personal) + vacaciones preoperación = 🤪 olakase 🤯

A eso, sumarle la presión de que solo me quedaban dos operaciones de piernas, me tenían que retocar las pantorrillas, y con un limite de unos 6L por operación, tenía la sensación que tendría que darse lugar una tercera operación en piernas, en lugar de solo dos.
Me dio por pesarme tan solo un brazo, y solo un brazo me pesaba 6 kg ¿sería suficiente 6L para operarme los dos brazos enteros? Así que empecé a reflexionar y a pensar si la subida de precio en éste momento había surgido para que valorase si ¿realmente era necesario operarme «YA» tan rápido o si, de lo contrario, era mejor esperar, seguir adelgazando, alimentándome correctamente y haciendo ejercicio sin locuras, y operarme cuando fuera mas probable que hubiera que extraer menos volumen de grasa con la técnica WAL, así tan solo eliminar el lipedema y no la grasa que yo sola «si» podía eliminar con dieta y ejercicio?.

Así que en esas estoy, confusa, sin saber qué hacer, pero con la certeza de que sí quiero operarme y perder peso, sin saber exactamente cuánto. Y esperando una señal que me haga decidirme a todas aquellas cosas que me pasan por la cabeza.

Os iré informando de cómo va avanzando todo, de momento mañana vuelvo a la rutina, vuelvo a trabajar y tengo muchas ganas de ver cómo reaccionan mis piernas renovadas al trabajo.
Cruzo los dedos por que todo vaya bien! 🤞🏼

👋🏼 ¡¡Hasta la próxima!! 👋🏼

Se os quiere!! Gracias por todo el apoyo que recibo a diario!! 🥰

Sígueme en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram