experiencias,  prendas de vestir

¿Pantalones de pitillo? ¿yo? Nooo!!! ¡venga ya! #happymoment

Las afectadas de lipedema coincidimos en sueños que otras chicas no afectadas jamás han imaginado que eso pudiera ser un problema o un sueño para otras chicas. Son muchas las prendas de vestir, pero seguro que coincidiréis en que las estrellas son:
– Las botas altas (cuanto mas altas mejor)
– Los pantalones de pitillo.

Pues bien, iba yo con mi amiga Esther al Desigual al día que hacen descuentos del 60% y mi intención era mirar algún chaquetón y unas zapatillas deportivas/tenis/bambas y quizá algún vestido barato.

Fue mientras que dábamos vueltas que vi unos pantalones campana y decidí pillar la talla mas grande para probármelos (una 46) dos pasos mas ala izquierda y me quedé mirando la parte de abajo de uno de los pantalones vaqueros que estaban allí dobladitos.

-¿Esther, tu crees que esto me cabrá?
– Pues no sé, a ver… – lo mira, lo estira y dice – por probártelos no pierdes nada.
-¡Venga! Me los voy a probar solo para caer en depresión si no me entran. XD

Así que me pillé la misma talla, la mas grande, la 46.

Llego al probador y primero me pruebo el de campana me queda perfectos aunque la barriguita me apretaba un pelín (llevaba las medias de compresión debajo) y decido quedarmelos. Cojo entre mis manos el pantalón de pollito, mientras escucho en mi mente una banda sonora de tensión, es un gran momento para mí. Cuando introduzco la pierna derecha en el interior de pantalón.

– Oh Dios mío, Esther…
– ¿Qué te ha pasado, nena? – Decía esther en el probador que estaba junto al mío.
– ¡Me cabe la pierna!¡No me queda estrecho! ¡La he metido sin más!
– ¡No grites Montse! ¡A ver, déjame verte!

Acto seguido salgo del probador con mi cara de niña en la noche de reyes, y empezamos a conversar de que me queda un poco ancho por la parte delantera (lo que yo vulgarmente llamo «que parece que lleve una pïcha en lugar de un chöcho» ya que queda todo arrugado, seguro que os ha pasado alguna vez, je je) así que, aprovechando que había una chica trabajadora de desigual en el probador le pido si me puede acercar el mismo pantalón de una talla menos. y «voilà» me quedaban perfectos, para prueba os dejo ésta historia de Instagram (donde mi ilusión es mas que evidente y salgo haciendo un poco la tonta para variar), y unas fotos de cómo me quedaban en una actuación que hice en la fiesta privada de los sábados de Toni Rovira.

Y eso es todo chicas, hacia tiempo que no me pasaba por el blog, tengo algunos artículos a medias, y como a veces soy tan perfeccionista y me gusta documentar las cosas al detalle, pues me cuesta un pelín mas.

Si tienes algo mas que quieras saber o sugerirme algún tema del que tratar, let me know! (¡házmelo saber!)

Hasta entonces y hasta la próxima…. os quierooooooo un montonazo!!!

Gracias por seguirme y por escribirme por las redes!

 

View this post on Instagram

Hola! Soy la cantante con #lipedema . Y no, no soy la única. . Si, tampoco soy cantante el 100% de mi tiempo laboral (ojalá, aún no cobro de eso, estoy en plena promoción) . Es impresionante ver cómo el subconsciente nos ataca a las afectadas de #lipoedema . Es ver el vídeo y pensar “que brazos, que gordo se me ve el culo” cuando, antes de salir de casa estaba súper feliz con mi pantalón nuevo y con que me subían las botas y me sobraba un montón. Llevaba las medias de compresión por debajo y aún me asfixio in un montón porque de tanto reposo pues… una esta en baja forma 😅 . Pero ¿sabéis? Me da igual, lo pienso, pero ya no duele como antes, es como verme más o menos despeinada, también es cierto que estoy en proceso de operaciones, aún hinchada y eso el subconsciente también lo sabe. . ¿Y sabéis? Siento que tengo una misión (tranquilas no me pondré religiosa) porque si alcanzo un poco de fama (no aspiro a ser la próxima Rosalía) quiero hablar de ello, quiero expandir que los mensajes de superación de las letras de mis canciones vienen de un pasado de mierdas por “ser la de las piernas gordas” aquella niña que soñaba con que los pantalones campanas se volvieran a poner de moda y por que se alegró porque los calentadores se pusieran de moda porque así tapaba los tobillos. . Tenemos mucho camino por andar, tenemos muchos fantasmas a los que vencer, nos operemos o no. . Pero sobre todo, tenemos una gran batalla a la que ganar, y es que se nos reconozca, que se nos deje de insultar, y porque tengamos una solución gratuita porque hay muchísimas, cientos de mujeres afectadas que no se pueden permitir los casi 6000€ que vale una operación y lo costoso del postoperatorio. . Me han nombrado vocalista de @limfacall y desde ahí, os prometo chicas, con la mano en el corazón, que voy a hacer todo lo posible! . Vamos!! Todas a la batalla!!!! Que por eso nos hacemos llamar #lipedemafighters . #wonderwoman #piernasgrandes #piernasgordas #piernasanchas #cantantelipedema #lipedemaproject #lipedemafighter #lipedemalife #lipedemasociety #lipedemawarrior #lipedemalegs #lipedemamusic #lipedemaexperience #lipoedemaawareness #lipoedemafighter #lipoedemawarrior #lipoedemalife

A post shared by Montse 💪🏼 #lipedemafighter 🦵🏼 (@lipedemadiary) on

 

Sígueme en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Instagram